La belleza y la salud son cuestión de regular el peso

Ya hemos comprobado que el exceso de peso, nos afecta la belleza y por supuesto la salud, para vernos bellas y mejorar nuestra forma hay que cambiar los hábitos alimenticios.

La necesidad de revisar los hábitos alimentarios; sobre todo ahora que nos encontramos en esta época del año donde los excesos de alimentación, llegan aumentar nuestra masa corporal, los kilos de más se convierten en una realidad. …Y, es que, los excesos alimenticios durante estas fechas no perdonan esos gorditos grasientos que nos provocan tan mala imagen.

La fórmula ideal según los expertos es realizar una dieta saludable, acceder a masajes relajantes y estimulantes, practicar ejercicio físico moderado y acudir a terapias alternativas con aparatos. Todo lo que sea natural es positivo y nos traen muchos beneficios. Con estas prácticas conseguiremos reducir hasta tres tallas, distribuyendo las grasas, modelando el cuerpo y tonificando la piel.

Debemos olvidar los malos hábitos de nuestras conductas habituales, tales como la vida sedentaria, la comida basura, llevar ropa muy ajustada y también se deben evitar los dulces y las bebidas gaseosas que son los responsables de la hinchazón abdominal. Se recomienda modificar la dieta y beber unos dos litros de agua al día, ya que consumir ocho vasos de agua al día permite eliminar las toxinas del organismo.

Con respecto a los beneficios de comer frutas y verduras estas deben ser frescas para que aporten buena cantidad de vitaminas y minerales. También se recomienda practicar media hora diaria de gimnasia, caminar más de treinta minutos al día, no beber alcohol, no fumar y habituarse a respirar aire puro.

Debemos evitar las harinas blancas y las papas fritas y comer cinco veces al día que ayudaría a nuestro organismo a regular el apetito y a mejorar el metabolismo. La dieta debe ser rica en carnes magras, verduras, lácteos, productos descremados y frutas.

El tamaño del abdomen es un síntoma alarmante que indica que está en peligro nuestra salud. La máxima circunferencia abdominal debería ser 88 centímetros en la mujer y 102 en el hombre. Pasar de ahí, es poner en riesgo nuestra salud. Se debe acudir a un profesional para que haga un diagnóstico un adecuado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *