La Ansiedad y las Dietas

La Ansiedad y las Dietas – Iniciar con una dieta no es realmente difícil, lo importante es mantenerla y superar los obstáculos que se presentan en el transcurso de la dieta como tal. La ansiedad, por ejemplo, es una de las mayores enemigas de la reeducación alimentaria y de la dieta para adelgazar; algunos sentimientos como alegría o tristeza producen reacciones químicas en el organismo, que acaban reflejándose en el peso.

La Ansiedad y las Dietas por los resultados

La Ansiedad y las Dietas – Por otro lado, la desesperación de ver los resultados de la dieta rápidamente, aumenta la ansiedad y acaban haciéndote comer más de lo que debes para sentirte realmente satisfecha. La ansiedad también provoca comportamientos compulsivos; en el intento de aliviar estas ansias, la persona acaba comiendo sin parar.

La Ansiedad y las Dietas

La Ansiedad y las Dietas como controlarla

Lo primero que debes hacer, por más rápido que quieras que sean los resultados, es planificar una dieta de acuerdo con tus necesidades. Tenga un objetivo real, pero ofrezca a tu cuerpo tiempo para lograrlo. En una semana no podrás adelgazar 20 kilos.

La Ansiedad y las Dietas – Evite periodos de ayunas, haga tus comidas en el horario correcto y de manera moderada. Cuanto más tiempo permaneces sin comer, más alimento ingerirás en la próxima comida. Es mejor comer una pera y un yogur de merienda entre las comidas que dos platos de macarrones después.

Reduzca el consumo de refrescos estimulantes, refresco, café o té, ellos te hacen más ansiosa durante la dieta. Practica al menos 30 minutos de ejercicios físicos diarios, aunque sea una simple caminada por tu barrio. Las actividades físicas liberan serotonina, responsable por la sensación de bienestar que muchas veces encuentras en la comida.

La Ansiedad y las Dietas – Este placer que buscas en los alimentos debes intentar encontrar en otras cosas; como pasear con los amigos, andar en bicicleta, pasear en un parque, descubrir un nuevo hobby, etc.

La Ansiedad y las Dietas como controlar el hambre

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *