Dormir bien y hacer ejercicio facilita adelgazar

Cuando no se duerme lo suficiente mientras se esta haciendo alguna dieta, según un estudio realizado por expertos norteamericanos, revela que esto trae efectos muy perjudiciales para el organismo, por ejemplo se pierde la mitad de la grasa que si se hubiera dormido bien.

La razón de lo anterior podría estar en un desequilibrio hormonal que aumenta el apetito, sobre todo de alimentos poco sanos, a la vez que reduce la sensación de saciedad.

Los estudios indican también que la falta de sueño parece estimular la obesidad. Hace seis años, una investigación concluyó que la falta de sueño alteraba los niveles de dos importantes hormonas que regulan el peso corporal.

Dormir poco perjudica gravemente los resultados de una dieta. Cuando se duerme menos de lo necesario, se reduce un 18% el nivel de leptina, que es una hormona que comunica al cerebro sensación de saciedad, con lo que nos sentiremos menos saciados. Simultáneamente, aumenta un 28% la cantidad de grelina en el cuerpo, que tiene el efecto de reducir la quema de calorías e impulsa a comer más, con preferencia por los alimentos dulces y grasientos.

Con pruebas efectuadas a varias personas estas declararon pasar más hambre durante el tiempo que duermen menos, esa hambre no tuvo consecuencias sobre su peso porque no pudieron comer más. Dormir lo suficiente acentúa los beneficios de una dieta, mientras que no hacerlo puede frustrar sus efectos beneficiosos.

Al dormir bien y al hacer ejercicio intenso aumenta la producción de hormona de crecimiento. Esta hormona tiene la capacidad de acelerar el metabolismo y quemar grasa. Además algunos creen que la hormona de crecimiento ayuda a prevenir el envejecimiento.

Lograr dormir bien ayuda a adelgazar porque ocurren los mismos cambios que suceden durante el ejercicio. Al dormir bien empiezan a suceder cambios impresionantes en el cuerpo. Aún sin estar haciendo el esfuerzo de hacer ejercicio durante el sueño se producen los mismos cambios que ocurren durante el ejercicio.

Los cambios que ocurren al dormir de noche no ocurren cuando se duerme de día. Las personas que tienen un trabajo nocturno y están acostumbradas a dormir 7 horas (pero durante el día) engordan inevitablemente y por lo tanto es necesario cambiar ese estilo de vida para lograr adelgazar.

Todos los días deberías dormir mínimo 7 horas pero no solo es necesario dormir el tiempo necesario sino también es importante lograr dormir profundo. Hay diferentes fases del sueño pero solo al dormir profundamente se producen cambios que ayudan a adelgazar, acelerar el metabolismo e inclusive dormir profundo es indispensable para controlar el apetito.

Cuando una persona toma la difícil decisión de adelgazar debería seguir una dieta para perder peso, hacer ejercicio para mejorar la eficacia de su metabolismo y, sobre todo, revisar la parte más importante para adelgazar: dormir bien.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *