Dietas sanas para cuidar tu Salud

Dietas sanas para cuidar tu Salud – Existen una variedad de dietas consideradas sanas que te permiten adelgazar ya que te aportan los nutrientes que tu cuerpo necesita para poder llevar a cabo plenamente las actividades de tu día a día. Esto implica desarrollar todas las tareas físicas y mentales, mantener un grado alto de bienestar y luchar contra las enfermedades.

Dietas sanas para cuidar tu Salud lo que deben incluir

La salud y las dietas sanas están muy relacionadas. Numerosos estudios confirman que una dieta sana para adelgazar debe incluir: alimentos integrales y frescos, (como las verduras y las frutas) cereales, legumbres, carnes magras y pescado.

Dietas sanas para cuidar tu Salud – Si sigues un plan de adelgazamiento incluyendo estos alimentos en las cantidades y combinaciones adecuadas, tenga por seguro que adelgazas, y además tendrás menos posibilidades de sufrir enfermedades crónicas importantes.

Dietas sanas para cuidar tu Salud ¿Cómo llevar una dieta sana y equilibrada?

  • Los nutrientes deben estar equilibrados.
  • Las proteínas deben suponer un 10-15% del aporte calórico total y de alto valor biológico.
  • Los hidratos de carbono (glúcidos) deben suponer en torno a un 50-55% del total
  • Los lípidos no sobrepasarán el 30-35% de las calorías totales ingeridas.

Esta proporción puede variar un poco, pero se deben respetar las proporciones en líneas generales. Cuando estás frente a una dieta que elimina o reduce mucho los hidratos de carbono (dieta Atkins, dieta Dukan) o que aumenta mucho el consumo de proteínas y grasas (dieta de la grasa) estas frente a una dieta desequilibrada.

Esto que en principio es muy sencillo, es, en realidad, el campo de batalla de muchos nutricionistas.

Dietas sanas para cuidar tu Salud y el no cumplimiento de los requerimientos nutricionales

Dietas sanas para cuidar tu Salud – Como ya hemos visto, si una dieta no cumple con los requerimientos nutricionales del individuo, éste puede engordar (por desequilibrio) o adelgazar (por la reducción de ciertos nutrientes y también por desequilibrio). Tienes que tener en cuenta que para adelgazar tienes 2 opciones:

  • Llevas una alimentación sana que no elimine ningún nutriente, pero cuya suma de calorías sea inferior a tu gasto energético.
  • Haces una dieta desequilibrada (por ejemplo, reduciendo los glúcidos o las grasas) cuya suma calórica sea inferior a tu gasto energético.

La primera opción es, sin duda, la más saludable. Existen muchas dietas con un objetivo de 1.500 calorías/diarias, o 2000 calorías/diarias, que pueden suponer una ingesta calórica menor de lo que consumes.

La segunda opción es la más rápida. Casi por definición las dietas suelen estar desequilibradas para reducir las calorías. El único problema es que no las puedes mantener mucho tiempo, pues este desequilibrio de nutrientes es malo para tu salud.

Dietas sanas para cuidar tu Salud  – Enlace – Menú para una dieta equilibrada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *