Que son las dietas desintoxicantes

Para eliminar las toxinas del cuerpo hay varias dietas las cuales se consideran como desintoxicantes, los alimentos que consumimos contienen sustancias nocivas que se van acumulando en el cuerpo. Estas dietas desintoxicantes limpian el cuerpo de las sustancias consideradas nocivas, ciertos grupos de alimentos están restringidos y se reemplazan con una determinada dieta, bebidas especiales, hierbas y/o productos con fibra.

La idea es que hacer eso nos puede ayudar a superar males comunes, como la fatiga, los dolores de cabeza, los dolores en las articulaciones, la indigestión, el estreñimiento y las alergias.

Estas dietas duran un promedio de 7 a 10 días o algo mas y se cree que se deben realizar dos o tres veces al año. A menudo, también se promociona la pérdida de peso como beneficio adicional.

Es importante destacar que pese a su popularidad, en realidad ninguna investigación ha demostrado nunca que estas dietas desintoxicantes sean seguras o eficaces. Algunas de ellas son incluso peligrosas. Además, el cuerpo humano ya tiene su propio sistema de desintoxicación, formado por el hígado y los riñones. Estos órganos filtran regularmente la sangre para eliminar los residuos y contaminantes que, a continuación, se excretan en la orina, las heces y el sudor.

Los defensores de las dietas de desintoxicación afirman que sus métodos se deben utilizar junto con la capacidad natural del cuerpo para limpiarse a sí mismo. Sin embargo, muchos productos de desintoxicación no son más que caros laxantes o diuréticos. Además, una dieta muy restrictiva puede dar lugar a deficiencias nutricionales o problemas del ritmo cardíaco.
Otros puntos que hay que tener en cuenta sobre las dietas de desintoxicación:

• La pérdida de peso es, principalmente, el resultado de la pérdida de agua. La gente que realiza dietas de desintoxicación, a menudo, adelgaza con rapidez. Esto no se debe a ningún componente especial de la dieta, sino simplemente a que, por lo general, se trata de dietas muy bajas en calorías. La pérdida de peso se debe, principalmente, a la pérdida de agua y algo de tejido muscular; no es una pérdida permanente de peso, grasa. Este peso se suele recuperar rápidamente tan pronto como se pone fin a la dieta.

• La limpieza del colon no es necesaria. El uso de hierbas, laxantes, enemas, colónicos y/o dispositivos de riego para “limpiar el colon” puede interferir con el funcionamiento normal del intestino grueso. Su uso puede aumentar el riesgo de desequilibrios electrolíticos, diarrea y deshidratación, y dañar las bacterias protectoras del intestino grueso.

• Rejuvenecimiento de manera saludable. Para la mayoría de las personas, una simple dieta de puesta a punto puede hacer maravillas, ayudándonos a adelgazar y a mejorar la salud. No es necesario seguir una dieta muy estricta o limitarse a tomar agua y zumos para disfrutar de un aumento de energía, mejor piel y una digestión más saludable.

En vez de seguir una dieta desintoxicante estricta, siempre se debe contar con el consejo de un médico o endocrino, podemos ayudar a nuestro cuerpo a desintoxicarse al reducir los dulces y los alimentos procesados e incorporar los siguientes alimentos desintoxicantes en nuestra dieta diaria:

• Fruta fresca, vegetales y granos enteros. Estos alimentos son ricos en vitaminas y antioxidantes.

• Carnes magras y/o otras fuentes de proteínas saludables, como habas, lentejas, nueces, semillas, productos lácteos bajos en grasa y productos de soja.

• Grasas saludables, como el aceite de oliva, los frutos secos, los aguacates y los ácidos grasos omega-3 procedentes de pescados como las sardinas, los arenques y el salmón salvaje.
Una dieta saludable, junto con la práctica de ejercicio regular, prácticas de sueño profundo y técnicas de reducción del estrés, nos ayudará a sentar una base sólida para una buena salud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *