Claves para una dieta equilibrada y sana

Para preparar un menú adecuado es decir sano, se aconseja tener presente algunas pautas básicas. Se debe en primer lugar repartir las calorías a lo largo del día, por lo tanto recomendamos:

Comer entre cuatro y cinco veces al día, siempre con un mínimo de tres, y tratar de no saltarnos una comida, porque aparte de los problemas que puede ocasionar un ayuno prolongado, aumenta la sensación de hambre, ayudando a picar en forma constante.

Se deben repartir los alimentos entre las diferentes comidas. Dependerá después de los gustos, las formas de cocinar, el tiempo del que se disponga para comer, etc. Pero por lo general, una dieta equilibrada debería tener:

Desayuno
Principalmente lácteos leche, yogurt, e hidratos de carbono como, pan, galletas, cereales. Además se le puede añadir algo de fruta o zumo, algo de proteínas, jamón, queso y un poco de grasa, aceite de oliva, mantequilla.

Media mañana
Depende de cada organismo. Cualquier alimento en pequeña cantidad puede valer. Si tenemos mucho trabajo y comemos tarde es mejor tomar un poco de pan o cualquier otro carbohidrato, con algo de proteínas como el jamón y el queso.

Almuerzo
Por tradición, para algunos el almuerzo es la comida por excelencia. Debemos aprovechar para tomar un buen plato de verdura o ensalada, algo de fécula, pan, papas, pasta, arroz, legumbres y proteínas en forma de carne, pescado o huevos. Podemos tomarlo como plato único (por ejemplo, la paella). De postre es recomendable la fruta.

Merienda
Podemos aprovechar para tomar lácteos y cubrir así las necesidades de calcio y vitamina D (1 vaso de leche, o 2 yogures) y algo de fruta.

Cena
Igual que la comida, procurando no abusar de las grasas para no hacer ingestas muy copiosas, difíciles de digerir y que nos van a impedir dormir bien.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *