Cuidado con los excesos en Navidad

Cuidado con los excesos en Navidad – Llega la Navidad y con ella la diversión, unión familiar y grandes delicias para compartir en la mesa con la familia y amistades. Con todo ello vienen los antojos los cuales nos llevan a cometer todo tipo de excesos a la hora de comer y de beber, lo cual debemos evitar en bien de nuestra salud.

Cuidado con los excesos en Navidad con la comidas ricas y tradicionales

Cuidado con los excesos en Navidad – Las tentaciones son múltiples y las comidas ricas y tradicionales que se preparan para estas fechas no son malas en su justa medida, pero en cantidad y combinación pueden generar un gran riesgo, si sufrimos de hipertensión o de colesterol, comer muchos alimentos llenos de azúcar o de grasas y beber alcohol genera una combinación bastante peligrosa que se incrementa en riesgo según la edad de las personas.

Cuidado con los excesos en Navidad

Cuidado con los excesos en Navidad y las malas digestiones

Otro problema que podemos tener tras las fiestas tienen que ver con las malas digestiones, los que nos llevan a dolores de estómago y malestares que nos pueden llevar a la cama, ya que se acompañan de dolores de cabeza y un desgano completo, inclusive pueden aparecer síntomas como acidez, diarrea e inclusive vómitos. Dependiendo de la gravedad del cuadro en muchas ocasiones hay que consultar a un médico.

Cuidado con los excesos en Navidad en el consumo de alcohol

Cuidado con los excesos en Navidad – Uno de los mayores peligros en lo que refiere a excesos en las fiestas tienen que ver con los brindis, consumir demasiado alcohol puede suponer intoxicaciones, aumento de peso y además un peligro latente, para aquellos que no toman conciencia a la hora de beber e igualmente luego quieren conducir a sus casas.

Cuidado con los excesos en Navidad recomendaciones

Cuidado con los excesos en Navidad – Entre las recomendaciones para las cenas de estas fiestas debemos incluir consumir porciones saludables, normales o inclusive menores a las de todos los días, ya que vamos a probar varias cosas y por lo general son todos alimentos más calóricos que los que consumimos habitualmente. Masticar bien, comer despacio y no hablar mientras se come, es fundamental para no tragar aire mientras comemos y de esta forma asegurarnos una mejor digestión.

Enlace – Disfruta la Navidad sin dañar la dieta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *