Como bajar esos kilos de más

Para bajar de peso se debe tener muy presente que no se puede pensar en dejar de comer, lo que se debe hacer es pensar que los hábitos alimenticios saludables son los que nos ayudan a perder los kilos que la están afectando.

El cuerpo necesita de todos los nutrientes: proteínas, carbohidratos, grasas, agua, vitaminas y minerales, por esto una dieta diaria debe incluir todos los grupos de alimentos, en la proporción correcta, y ser adecuada a la edad, sexo, tamaño corporal, actividad y estado físico de la persona.

Pero para bajar esos kilos de más y controlar tu peso, debes fijarte unos objetivos claros, además de ciertas rutinas y actitud positiva frente a este proceso. Tenga en cuenta estos cuatro pasos para asegurar unos resultados rápidos y seguros.

Establece objetivos

Los objetivos deben ser cien por ciento realistas, es importante que definas tiempos en los que no le vayas a exigir demasiado a tu cuerpo, ya que corres el riesgo de descompensarte. Recuerda que lo importante es que manejes un equilibrio, en el que cuerpo, mente y salud estén satisfechos.

Haga ejercicio

Debes comenzar por cambiar tus rutinas, como preferir subir a tu oficina por las escaleras; dejar a un lado el ascensor o trotar un poco mínimo tres días a la semana. Bajar diariamente 100 calorías, te darán buenos resultados el primer mes.

Toma abundante agua

Tomar agua sin exagerar es vital para perder peso. El agua está en todos los procesos metabólicos y es vital en los programas de pérdida de peso. Sin ella, puedes empezar a retener líquidos; por lo tanto, es importante que tomes por lo menos ocho vasos al día, así verás resultados positivos, como tener la temperatura corporal regulada y mantener el cuerpo hidratado.

Come equilibradamente

Empieza por entender que es mejor comer como mínimo cinco veces, manteniendo las proporciones. Tenga cuidado con las comidas saladas y las dulces. El exceso de café no es recomendable y olvida por completo el alcohol.

Otras recomendaciones

• Hacer dieta no es aguantar hambre.
• No se deben confiar de los tratamientos milagrosos estos pueden llegar a alterar tu metabolismo y causarte problemas de salud.
• Para empezar con una dieta, es indispensable tener la voluntad de modificar los hábitos de alimentación por unos saludables y fáciles de adquirir.
• Debes disminuir el tamaño de las porciones de comida, comer menos grasa y azúcares.
• Para preparar los alimentos se recomienda asarlos, hervirlos o cocinarlos al vapor o al horno.
• Consuma lácteos descremados en lugar de enteros.
• El azúcar se puede reemplazar por endulzantes con cero calorías.
• Come pescado, pollo sin piel, carne de res sin grasa y atún en agua.
• Consume gran cantidad de verduras y frutas.
• No consuma alcohol.
• Prepara los alimentos con aceite de oliva.
• Si vas a almorzar por fuera de casa, pide la mitad del almuerzo o compártelo con alguien.
• Aumenta las porciones de fibra.
• Coma sin afanes, preferiblemente sentada y asegúrate de masticar muy bien los alimentos.
• Después de cada comida, procura descansar mínimo 15 minutos; luego, camina durante 15 minutos más, verás que esta actividad quema bastantes calorías.
• Disfruta todas tus comidas, saboréalas y encuéntrale todo el gusto que puedas, esto te ayudará a saciarte rápidamente, evitando posteriores antojos.

Siguiendo estos consejos acompañados de buena actitud y constancia, puedes obtener los resultados que tú quieres.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *