Como preparar recetas light

Hoy les presentamos una variedad de recetas Light, son unas recetas ligeras ideales para eliminar calorías y grasas de las recetas que a diario acostumbramos a comer.

• Saltear sin grasa: Saltear es uno de los tantos métodos de cocción, del tipo al seco. Es pasar por la sartén con poco aceite y tiempo. O sea, freír muy levemente, en poca grasa y sobre fuego muy vivo. También significa dorar un alimento en aceite o mantequilla para sellar sus jugos. Utilizar un par de cucharadas de caldo de verduras bajas en sal en lugar de aceite o mantequilla en el salteado o como base para una salsa; le da un sabor agradable al plato y nos ahorramos unas cuantas calorías.

• Quitar la piel de los aves y carne: No se deben consumir, 85g de pollo sin piel tienen 50 calorías menos que con piel. Aunque sabrosa, la piel contiene principalmente grasas saturadas que no son saludables para el corazón. Podemos cocinar con la piel para que se mantenga jugoso, pero debemos asegurarnos de quitarla antes de comerlo para ahorrar en calorías y grasas saturadas.

• Consumir mucho cítrico: Para dar un toque fuerte de sabor con un mínimo de calorías añadidas, utilizar cítricos en los vegetales al vapor en lugar de mantequilla o para la ensalada en lugar de otro aderezo. También quedan muy bien en las ensaladas de frutas en lugar de azúcar y exprimidos en las ensaladas de pasta. También podemos utilizar la cáscara de las frutas cítricas. Lavar un limón, una naranja o una lima y, a continuación, utilizar un rallador para dar sabor a platos como pescados y mariscos al horno.

• Elegir un buen queso: cuando se utiliza un queso de sabor suave, se necesita más queso para dar sabor. Pero si se elige un queso de sabor fuerte, se puede usar menos y obtener el efecto deseado. Los quesos ligeros son útiles cuando se está cuidando el consumo de grasas y calorías. Tratar de mezclar uno de estos quesos suaves en los huevos revueltos o platos de pasta en lugar de abusar de la mozzarella rallada.

• Consumir más verduras: las verduras pueden complementar cualquier plato, añadiendo numerosos nutrientes a la comida y pocas calorías. Añadir espárragos y champiñones troceados a una tortilla, pimiento rojo a las cazuelas al horno, o cualquier tipo de alubias a una ensalada de pasta. Incluir espinacas frescas o congeladas en las salsas de las pastas o las sopas, y brécol en los guisos. Las oportunidades para añadir verduras son infinitas en casi cualquier plato.

Las anteriores recetas Light son deliciosas y nos permiten mantener un buen peso, puedes variarlas a diario, así te sentirás mucho mas satisfecha.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *