Cenar solo fruta para Bajar de Peso

Cenar solo fruta para Bajar de Peso – Muchas personas han adoptado el habito de consumir solo fruta en la cena como una forma de bajar de peso y mantener una buena salud. Pensando en este bienestar la mayoría de las personas que optan por consumir frutas a la cena afirman que son alimentos que sacian y llenan. Al mismo tiempo creen que hacen de la cena un menú ligero en calorías.

Cenar solo fruta para Bajar de Peso y los resultados

Cenar solo fruta para Bajar de Peso – Una pera, una manzana, un par de kiwis para cenar. En lugar de elegir otros alimentos, hay personas que escogen solo piezas de fruta fresca para terminar el día, creyendo que se trata de una cena ligera y que esa opción les ayudará a adelgazar.

La sorpresa se la llevan cuando, después de una o dos semanas de seguir con el plan de cenas solo fruta, comprueban que no han adelgazado o, si lo han hecho, no han perdido los kilos deseados.

En muchos casos, si no se pierde peso es porque a la persona no le sobra grasa, de manera que el organismo no pone en marcha los mecanismos necesarios para desprenderse de ella.

Cenar solo fruta para Bajar de Peso como medida temporal

Cenar solo fruta para Bajar de Peso – Cenar solo fruta es una idea relativamente extendida entre mucha gente, pero equivocada si se quiere perder peso. De todas maneras, sí que puede ser efectiva de forma temporal, si lo que se persigue es aligerar el cuerpo cuando se tienen problemas digestivos, hinchazón abdominal o digestiones pesadas.

Cenar solo fruta para Bajar de Peso con poder diurético, no adelgazante

La concentración de las tres raciones diarias de fruta en la cena desplaza del menú otros alimentos necesarios en la dieta

Las frutas tienen una composición nutritiva muy específica. Son abundantes en agua y fibra, fuente indiscutible de vitaminas (vitamina C, ácido fólico, betacaroteno o provitamina A) y de minerales como el potasio y el magnesio.

Cenar solo fruta para Bajar de Peso – Completan su valor nutritivo los pigmentos, que en las frutas cumplen un doble propósito. Primero su poder colorante, lo que da tono a la piel o a la carne de las frutas (betacaroteno de naranjas, mandarinas y melocotones; licopeno de las fresas; y antocianinas de las uvas y las ciruelas). En segundo lugar, su poder antioxidante, por lo que resultan complementos indiscutibles en una dieta preventiva.

La combinación de todos estos nutrientes en las frutas explica la propiedad esencial de los vegetales para cuidar el organismo. Por ello, su consumo habitual se manifiesta en una mejoría física y mental. Se siente la cabeza más despejada y el cuerpo, en particular las piernas, más ligeras y menos pesadas. Se fortalecen las arterias y las venas, con la consiguiente mejora de la circulación sanguínea. Se nota que se orina mucho más, por lo que se eliminan más sustancias de desecho, pero no grasa. Así, quien come fruta siente más ligereza, algo que no necesariamente se ve reflejado en el peso.

Enlace –  Frutas y Verduras para Adelgazar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *