Alimentación baja en Sal

Alimentación baja en Sal

Alimentación baja en Sal – Una alimentación baja en sal es importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Hay una variedad de alimentos bajos en sodio que nos permiten mantener una buena salud, sin alteraciones.

Alimentación baja en Sal y la cantidad recomendada

El consumo recomendado es de 1,5 g., pero lo cierto es que pocas son las personas que cumplen con esta cantidad, y tienden a consumir cantidades evidentemente más altas.

Alimentacion baja en Sal

Alimentación baja en Sal y la ayuda al organismo

El consumo de sal está recomendado, dado que el sodio contenido en ella regula la cantidad de líquidos en nuestro organismo, por un lado, mientras que por otro participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, sin olvidar la dosis permitida.

Alimentación baja en Sal y el consumo de alimentos en estado natural

Alimentación baja en Sal – Si optamos por consumir alimentos ricos en sodio en su estado natural, es evidente que no es necesario añadir sal a nuestros platos. En esta ocasión debemos prestar atención a las consecuencias del consumo excesivo de sal: provoca la aparición de enfermedades cardíacas, aumenta el riesgo de hipertensión arterial, satura los riñones y puede causar accidentes cerebro-vasculares.

Alimentación baja en Sal y los alimentos recomendados por su bajo contenido

Seguir una alimentación sin sal no significa que eliminamos por completo el sodio de nuestra dieta, dado que no debemos olvidarnos que se trata de un mineral indispensable para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, y para nuestra salud en general.

Siempre es útil tener en cuenta qué alimentos sin sal podemos consumir cada día, o al menos varias veces por semana. Veamos…

• Frutas: destacan las ciruelas, manzanas, melocotones, naranjas o cerezas.
• Verduras y hortalizas: como el brécol, col, calabacín.
• Tubérculos: como las patatas.
• Legumbres: como las judías.
• Cereales: tanto los cereales integrales como el arroz blanco cocido.
• Lácteos: como la leche o los yogures desnatados.
• Frutos secos: siempre sin sal.

Alimentación baja en Sal y como reducirla

Alimentación baja en Sal – Una buena opción a la hora de reducir la sal en nuestra dieta es optar por alternativas naturales a la sal, como es el caso de potenciadores naturales del sabor como hierbas y especias (destacan la pimienta, pimentón, laurel, romero, albahaca, perejil o azafrán), o alimentos como la cebolla o el ajo.

Si no puedes evitar consumir sal, una opción saludable es optar por la sal dietética, aunque lo más recomendable es consultar siempre a nuestro médico o nutricionista.

Enlace – Consejos para una dieta baja en sal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *